Síguenos por email

26 ene. 2017

Pambao, bye bye

Buenas!

Este 2017 ha empezado muy asiático en lovelylife J si el otro día visitábamos SUMO Madrid, hoy le damos la oportunidad a Pambao.



Pambao es un restaurante streetfood asiático en el que podemos encontrar estos típicos bollos de mantou, que es el pan que se utiliza para hacerlo, a base de harina, trigo, agua y levadura. Es muy típico en China, se hace al vapor y se rellena, en el caso de Pambao, de cosas muy internacionales y nacionales.

¿Qué comimos en Pambao?

Empezamos con unos dim sun, que son estos bollitos también al vapor que en su origen se suelen servir con té. Nosotros para probarlos pedimos dos: uno de oreja con salsa brava (muy tipical spanish) y el otro de gambas y cerdo.


Nos dejaron un poco fríos la verdad, porque tenían poco relleno y mucha masa, por lo que al final terminas comiendo solo pan. Y además tampoco tenían mucho sabor, no estaban malos pero tampoco dan para más.

Seguido nos trajeron los noodles: uno de pollo y verduras salteadas, y otro Kimchi, con champiñones, bacon, leche de coco y kimchi.

El primero, el de pollo, estaba rico pero no son los mejores noodles que he probado (los de Miss Sushi están mucho mejores y por 2€ más te entra más cantidad y están salteados en ese momento). Igualmente tenía sabor porque debía estar aderezado con un poquito de soja.



El segundo, los de Kimchi, me recordaron a una carbonara asiática. Los trozos de champiñón y bacon son como Wally, a ver si los encuentras, y le faltaba sabor, sal o vete tú a saber qué. No me gustaron.

Y llegó el turno de los baos. Nos pedimos cuatro: Cordobés de rabo de toro con hummus y cebolla morada encurtida, Bengalí de pollo al curry, Güey de cohinita pibil con jalapeños y Yankee de costillas de BBQ con tierra de avellanas.


Los más ricos fueron el Güey y el Yankee, estaban muy ricos. Además cargan los baos muchísimo como podéis ver y hacen que sean muy sabrosos. El Güey tenía realmente un sabor mexicano, con cierto picor (yo le quité los jalapeños y ya picaba), una genial textura y la carne en su punto.


El Yankee (es el que veis justo aquí arriba) tenía un sabor muy intenso, la carne estaba melosa y muy rica en boca, con el toque de avellanas justo que le daba un sabor diferente. Me gustó muchísimo.


Para finalizar nos pedimos dos baos dulces. Habiendo probado los baos salados, que estaban muy ricos, estábamos deseosos por probar el bao de dulce de leche y el de nutella.
Cuál fue la sorpresa que a pesar de llamarse igual, eran completamente diferentes y de sabor fue otra decepción. El de nutella no es nutella, no hace falta venderlo así, se puede decir simplemente chocolate, pero si esperas encontrar Nutella y encuentras esto: epic fail.


El de dulce de leche casi no tenía relleno, era como los dim sun: comer pan con pan y una gotita de dulce de leche.

Valoración lovelylife

Si quieres probar baos diferentes este puede ser vuestro sitio. Y digo puede porque a pesar de que el relleno está muy rico, el panecillo le pegan un toque al microondas y pasado un ratito pues se queda un poco duro, lógico.

El precio de todo esto fue 26€. No está mal de precio, pero al llegar a casa me tuve que comer unas galletas (y no soy de comer mucho…así que…).

Os dejo aquí nuestra visita a SUMO.

Nos leemos el próximo lunes :)
Hasta entonces, sed felices!

Copyleft

Copyleft

Translate

Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese Google-Translate-Spanish to Italian

BlogLovin

Follow

Nuestras RRSS

siguenos en facebook siguenos en Twitter sígueme en Instagram

About Me

google-site-verification: google28e39618e19e2d3c.html