Síguenos por email

7 dic. 2016

Benares, un restaurante hindú diferente

Tiempo de lectura: 5 min
Nivel de precio: €€€€
Buenas!

La semana pasada me invitaron a conocer un restaurante hindú en Madrid y conociendo de mi obsesión por este tipo de comida, ¡no pude decir que no! Y aún más sabiendo que este año incluyen a este restaurante en los recomendados de la Guía Michelín 2017.


Benares es capitaneado por Atul Kochhar, el primer chef indio con estrella Michelín y he de decir que todo el ambiente que se respira desde que entras por la puerta hasta que estás delante de uno de sus platos, es diferente a cualquier hindú donde haya estado antes.



Partiendo de su decoración (que se sale del colorido epiléptico de algunos otros restaurantes) es muy moderno, con toques de madera y mucha luz, muchísima luz; llegando a lo más importante...la comida.

¿Qué comimos en Benares?


Para picotear nos pusieron unos papadum hechos de harina de lenteja con tres confituras para mojar, hechas de pera, de berenjena y de tomate. Como no soy muy devota de la berenjena, me decanté por probar la de pera y la de tomate. ¡Espectaculares! El que más me impresionó fue el de pera, porque no creía que la mezcla dulce con el papadum fuese a estar tan rico.




Este aperitivo lo acompañamos de un cóctel llamado "Passion Fruit Chutney Martini", que curiosamente picaba. Creo que nunca había bebido un cóctel igual, que dejase en boca ligeros toques picante y desde luego fue una sorpresa. Lo adornaban con Fruta de la Pasión flameada, que prometo intenté comerlo, pero terminé tan llena de la comida que no pude. ¡Para la próxima!



Y ahora si que si, llegan los platos fuertes. Como estábamos en la terraza (cerrada, pero se puede abrir para verano), la comida era diferente, la llaman "tapas", pero con estas cantidades he de decir que te quedas más que lleno.

La tapa que nos trajeron fue Shammi Kebab y Kulkha Naan. El primero son bitoques de cordero con remolacha, patata agria y Ratatouille, algo que me gustó del plato es que el cordero es de Ávila. Siempre he pensado que si tienes productos de calidad en el lugar donde tienes tu restaurante, ¿para qué te vas a ir fuera a por ellos? Y más como el cordero de Ávila...¡muy rico! Tierno, sabroso y muy interesante en boca al mezclarlo con la remolacha.



El Kulkha Naan es el pan típico, esta vez con queso manchego. Volvemos a lo mismo de antes, utilizar quesos de la tierra es un completo acierto; nos comentaron que depende de la época del año se hace con un queso o con otro, por ejemplo de Asturias.

Triángulos de Cordero Sheekh Kebab, con una carne ligeramente especiada y acompañado de una salsa de menta. ¿De menta? Sí, yo me dije lo mismo, pero es lo que le da gracia a este plato, le aporta un contraste de sabores, una frescura, que lo hacía resaltar. Fue un truquito que me lo apunté para sorprender en mis cenas.



La Packora de Pollo Tikka, el pollo estaba muy jugoso, aunque a la tempura le hubiera añadido un poquito de sal para que tuviera más sabor, igualmente muy tierno y sabroso.



¡Y un plato del restaurante! Con lo que habíamos comido teníamos más que suficiente, pero quisieron que, además de las tapas, probásemos un plato de la carta: "Kadhai Mushrooms", con setas de temporada salteadas con tomate y cebolla, arroz Pulao con comino y azafrán, Lentejas negras y Pan tandoor. Estaba muy muy bueno, las setas tenían un sabor espectacular, muy ricas, jugosas y al mezclarlas con el arroz y las lentejas, hacían una combinación espectacular.


Nos contó el Maître que un restaurante hindú bueno se reconoce si sus lentejas son de calidad. Lo desconocía y lógico, a los restaurantes que había ido con anterioridad eran más "lo típico" que la realidad de lo que se come en la India. Así que muy agradecida de que nos contaran estas cositas.

Para finalizar, sí lo sé estábamos para salir rodando de allí, nos trajeron Pulpo marinado con tortilla de lentejas germinadas y alioli. ¿Parece pulpo rebozado? Lo es. Acostumbrados en España la pulpo a la gallega, creedme cuando os digo que me daba apuro que no me gustase, ¡y para nada! Es una textura diferente, muy gustoso de comer y sin duda es el plato que más me sorprendió de la mesa. No es gomoso, ni pierde su sabor a mar. ¡De 10!



Y para finalizar...yo me tomé un té muy rico (aunque no recuerdo el nombre) para ayudar a hacer la digestión y no pude evitar pecar con la Cassata de Fresa, Pistacho y Jengibre Confitado. ¡Qué potencia de sabor las fresas! Es que eran súper frescas, la textura de la tarta era una base de bizcocho, nata y arriba las fresas. Me quedé sin palabras, fue la guinda de una perfecta comida.



Valoración lovelylife

Como dije al principio se nota desde que entras por la puerta que es un restaurante fuera de lo común,en tanto a restaurantes hindúes se refiere. La decoración es actual, moderna y cálida. La comida no está tan cargada de especias, algo que se agradece porque anteriormente asociaba restaurante hindú con Almax, y además el trato fue exquisito, me gusta que me expliquen qué estoy comiendo cuando se trata de comida que no es típica de tu país. Así que...de 10!

Hay menús degustación por 65€ (también los hay vegetarianos), os dejo el link aquí porque como ahora se acercan las cenas de Navidad con amigos, familia, etc. es una excelente opción. ¡Yo volveré!

Y hasta aquí el post de hoy, nos leemos el lunes con un plan muy de moda en Madrid.
Hasta entonces, sed felices :)


Copyleft

Copyleft

Translate

Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese Google-Translate-Spanish to Italian

BlogLovin

Follow

Nuestras RRSS

siguenos en facebook siguenos en Twitter sígueme en Instagram

About Me

google-site-verification: google28e39618e19e2d3c.html