Síguenos por email

7 abr. 2016

Sitios curiosos y gratis Florencia

Buenas!

Casi recién aterrizada de Florencia me he puesto a escribir este post J que luego, gracias a mi memoria de pez y sin mi agenda a mano, se me olvidan la mitad de las cosas, así que allá vamos.

Era la segunda vez que pisaba tierras florentinas, esta vez pude aprovechar mucho esta visita, fuimos con unos amigos y contratamos un tour con una chica majísima (si vais os la recomiendo: fueron 20€ por persona 3 horas y media de tour, incluida visita a la academia –los tickets aparte-). En ese tour me quedé con algunas anécdotas que os paso a contar y que tenéis que buscar cual detectives por la ciudad.


El tacaño de Miguel Ángel

Es por muchos sabido el agrio carácter del genio Miguel Ángel, una persona arisca, tacaña y con bastante mal humor. La historia sucede en la Plaza de la Signoria cuando por casualidad reconoce a un hombre apresado por la policía de la época. 

Este hombre le debe dinero y tras acercarse a él y despotricar y exigir su dinero, utilizó su don para tallar la cara del susodicho en uno de los bloques del Ayuntamiento de Florencia. Si pasáis por la plaza buscar ese perfil del que surgen mil y una confabulaciones de por qué estará ahí. ¿La podéis ver?


“Fuego en el fuego”

(¿Te ha venido a la cabeza la canción de Eros Ramazzotti?) 

En el S. XV un monje dominico llamado Girolamo Savanarola llegó a ser gobernador de Florencia. La historia reza que un ejercito de niños vestidos de blanco (muerte por infarto asegurado) entraban en las casas y hogares de los florentinos y les quitaban todo aquello de valor. ¿La razón? Este monje era contrario a cualquier lujo y riqueza y lo que hacía era quemarlo en una hoguera, que se hallaba en mitad de la Plaza de la Signoria, conocida como "La hoguera de las vanidades". Tal fue su propósito que quemó libros, instrumentos, obras de arte...prohibidos por la Iglesia.

Pero fue tal su ansia de poder que los propios florentinos, tras largas disputas, le entregaron y juzgaron por herejía, rebelión y errores religiosos. Curiosamente fue ejecutado en el mismo punto de la Plaza de la Signoria donde había enterrado bajo llamas tanto conocimiento y arte: en la "hoguera de las vanidades". ¿Karma?

 El falso Dante de Florencia

Siempre me ha fascinado La Divina Comedia de Dante, aunque he de reconocer que tan sólo me leí el Infierno y mitad del Purgatorio, ya que es complejo de leer y lo bueno estaba al principio ;) desde entonces cuando pasa algo en mi vida pienso a qué círculo del infierno iría (soy budista y por ende para su religión estaría en el octavo: con los fraudulentos).

Buscar esta cara de Dante en la plaza donde se encuentra su no casa
Como curiosidad, Dante no está enterrado en Florencia, sino en Ravena. La casa de Dante que hay en Florencia no es la auténtica y si pensáis que la historia dedicada a Beatriz (su amor platónico) traspasó algo más que su imaginación, hacemos combobreaker y os rompo el corazón en mil pedazos… Yo me quedé igual.

La casa verdadera se dice que estuvo detrás de la que se puede visitar. Para colmo de Dante, la casa que se dice suya actualmente (no la real), era de uno de sus enemigos de la época (otro bando religioso). En la Iglesia de Dante y Beatriz, en la que su amor se fraguó siendo niños (a pesar de que nunca llegaron a cruzar media palabra) tampoco está enterrada Beatriz: ella murió en el parto de su primer hijo (con otro hombre que no era Dante) . En la lápida aparece su apellido de soltera, pero si estaba casada debía aparecer el apellido de él. Se cree que está enterrada en la capilla de la familia del que fue su marido.

"Iglesia: los pobres vergonzosos"


Creo que fue de las anécdotas que más me gustaron. En Florencia hay una pequeña capilla para los ‘pobres vergonzosos’. 
Y esta soy yo: si lo sé me llevo un sobre :)

Esta Iglesia tiene una capilla muy pequeñita y muy bonita y a sendos lados de la puerta, una abertura: una especie de buzón con un significado muy peculiar. A esta capilla acudían las personas ricas de Florencia que por malas gestiones, se habían arruinado, pero debían seguir aparentando su estatus dentro de la sociedad.

Estas personas acudían a la parte izquierda e introducían su petición escrita y lo que solicitaban (dinero, tierras...). Pero, ¿quién les daba dinero para recuperarse? En la parte derecha existe la otra abertura, donde los ricos con poder adquisitivo realizaban donativos a aquellos congéneres que no estaban pasando un buen momento.

Los monjes/curas de la capilla determinaban quién merecía ese dinero y lo distribuían y repartían a su conveniencia a las familias que ellos juzgaran lo merecían más. 

DATO: Los ricos sabían cuándo se tenía que realizar un donativo porque encendían una velita en el fresco acristalado que veis en la imagen. A día de hoy se sigue haciendo.



Y hasta aquí el post de hoy, espero que os haya gustado y que visitéis esta pequeña ciudad y descubráis todos sus secretos, su arte y su comida. Para más info, no dudéis en dejarme un comentario o escribirme por Facebook o Instagram :)

Hasta el lunes, sed felices
XOXO

Copyleft

Copyleft

Translate

Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese Google-Translate-Spanish to Italian

BlogLovin

Follow

Nuestras RRSS

siguenos en facebook siguenos en Twitter sígueme en Instagram

About Me

google-site-verification: google28e39618e19e2d3c.html