Síguenos por email

14 mar. 2016

Marieta, el restaurante de moda en Madrid

Buenas!

Este lunes me apetecía sorprender al señor Nonovi, así que guiándome por varios varios blogs de gastro que encontré en Google, me decanté finalmente por un lugar que está en boga en la capital: Marieta.




Tenia muy buena pinta, en plena Castellana 44 y la decoración (si, me encanta una lampara rara y una mesa de diseño industrial más que a un tonto un lápiz) encaja bastante con los restaurantes que últimamente visitamos, os dejo fotos, he de decir que estaba hasta los topes.

Llamar para reservar se convierte en un MUST, tanto para los fines de semana como para los días de diario.

Marieta, ¿qué pedimos?

Como buena fan croquetera pedimos media ración de croquetas de rabo de toro y media ración de croquetas de chipirón con toque de ali-oli. Cada media ración se traducía en tres croquetas y en el caso de las de rabo de toro, acompañadas por una reducción buenísima. (Mis fav: las de la gastro, click aquí)




De primero nos decantamos por una pizza de setas de temporada con huevo de corral, que para mi gusto se quedó un poco cuajado, pero en líneas generales estaba bastante rico.

Y unos raviolis de boletus y pato con salsa cremosa de trufa, que entraban unos seis raviolis pero tenían mucho relleno y estaban realmente buenos: sabores muy intensos. Sin duda este plato repetiría.



No pedimos postre porque nos quedamos más que llenos con estas cuatro cosas, pero de pedir me hubiera decantado por la galleta de oreo recién sacada del horno y helado de stracciatella.

En total nos costó 42,20 € ambos.

Media ración de croquetas de rabo de toro 5,95€
Media ración de croquetas de chipirón 4,45€
Pizza de setas 11,90€
Raviolis de boletus 14,50€
Bebidas 5,40€


Sabor agridulce en el servicio

A pesar de haber reservado mesa y de decantarnos por una mesa en la terraza, al llegar a las 10:10 (teníamos hora a las 10:15) nos tocó esperar hasta las 10:45 en barra tomando algo hasta que quedase libre una mesa de dentro, ¿dónde estaba nuestra mesa reservada? Ni idea... pero no tuvieron el detalle de siquiera invitarnos a la consumición que no teníamos pensada hacer porque, como bien digo, para eso reservé mesa con antelación.

A ello se le suma que al lado nuestra se sentaron varias personas inglesas/americanas y estuvieron 200% pendiente de ellos, pero a nosotros (con mayor probabilidad de volver y de recomendar a amistades) no nos preguntaron ninguna vez "qué tal la comida" o si necesitábamos más bebida, etc.

Así que en cuanto la comida: estaba exquisita, pero el trato, que en definitiva es lo que te hace regresar o no a un sitio, fue un tanto mejorable.

Espero que os haya servido mi experiencia, este miércoles nos leemos de nuevo con planes geniales para esta Semana Santa en la capital...que somos muchos los que nos quedamos por Madrid city.

Hasta entonces, sed felices
XOXO

Copyleft

Copyleft

Translate

Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese Google-Translate-Spanish to Italian

BlogLovin

Follow

Nuestras RRSS

siguenos en facebook siguenos en Twitter sígueme en Instagram

About Me

google-site-verification: google28e39618e19e2d3c.html