Síguenos por email

27 oct. 2015

Locos x los pelos, peluquería estafa en Pozuelo

Buenas!

Verdaderamente no pensaba escribir este post, pero mira…estoy siguiendo las leyes del Karma y me he puesto a redactar.

Estaba yo el otro día andando por el mundo con una raíz en el pelo que bien podría ser considerada la nueva Mónica Naranjo en versión bifásica. Y decidí ir a teñirme, y es que vivir en Pozuelo y llevar esa raíz del tamaño paso de cebra de Plaza España…como que no, como que comenzaba a sentir las miradas penetrantes de las rubias y morenas siliconadas de la zona.



Así que andando por el barrio decidí meterme a una peluquería pequeñita, por aquello de ayudar al pequeño comerciante (aunque luego me tuvieran que ayudar a mí a salir de allí). En su cristalera ponía: teñir, cortar y peinar 31€. ¡Jodor, qué ganga! Y me sentí modo colonizadora entrando en la pelu con esa hiper oferta.

El nuevo cortar solo las puntas: 'te daré unas mechitas'


La mujer me convenció para hacerme unas mechas calfornianas; en un principio dije que no porque están más pasadas que la Macarena, pero bueno…dije unos reflejitos abajo más rubios…no pasa nada, total, yo ya soy rubia! Y además, si teñir, cortar y blablabla son 31€, ¿cuánto serán unas mechas? En total…calculaba unos 50€, 55 a lo sumo.

Todo fueron risas, confeti y espumillón hasta que casi esnucada en un lavabo de todo menos profesional, me dijo que serían 81€ en total. Momento en el que me dio un vuelco el corazón, medio ictus y unas grandes ganas de llorar se apoderaron de mi, pero pensé…si me deja bien…merecerá la pena. Calma Laura.

El problema vino cuando me secó el pelo y vi mi raíz roja (SEÑORES ROJA! Que yo fui rubia!) y las puntas color blanco platino. Ese momento si que fue de llorar, me sentí teletransportada a lluvia de estrellas tras la trasformación en alguna vieja pelleja con ese look rojo-rubioplatino que no se lleva tampoco desde tiempos de la quinta estirpe de Tutankamon.

La chulería personalizada en Pozuelo


Comienza la guerra. Le fui súper sincera y le dije: “me veo horrorosa, lo siento, pero tíñeme como venía. Esto no es lo que yo quería”. Su contestación fue de lo más chulesca: “Esto es lo que tú y yo habíamos hablado (así, sin sonar amenazante, sin toques de mafia, nah...). Te tiño nuevamente porque a mi me da la gana”, pero como para chula yo, si no me hubiera teñido me hubiera ido sin pagar, pero eh “porque a mi me da la gana”.


Me tiñó de nuevo, del color que yo traía más o menos, a regañadientes y demostró su profesionalidad cuando no me secó el pelo (a pesar de estar pagándolo con creces) y curiosamente aumentó el precio en caja a 82€. Eso si, no te da ticket ni nada, cobra en efectivo…y es que supongo que será dinero que no declare…pero es lógico y yo lo entiendo, debe ser muy complicado conseguir champú que contenga sangre de unicornio para suavizar las puntas, papel albal de las mismas entrañas de Moria y los míticos peines de Rapunzel, sin los cuales el look vieja poligonera no queda del todo bien y es que con esos precios... Estafadora.

¿Qué hacer si me dejan horrorosa en la peluquería?


Señores, si no os gusta cómo os dejan en una peluquería decídlo y no os vayáis como la muñeca de los Rugrats, porque yo por un momento me vi así y me negué por completo a que me estafara (aunque ya lo hizo en parte... al menos me fui normal de allí) esta señora que se hace llamar profesional y dejó tanto que desear. Hay mil peluquerías más por Pozuelo (y por el mundo), id a otra.

Nos leemos en el siguiente post.
Sed felices (con y sin raíces)
XOXO

Copyleft

Copyleft

Translate

Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese Google-Translate-Spanish to Italian

BlogLovin

Follow

Nuestras RRSS

siguenos en facebook siguenos en Twitter sígueme en Instagram

About Me

google-site-verification: google28e39618e19e2d3c.html