Síguenos por email

25 dic. 2012

Como arruinar tu reputación II, @ifilosofia

Buenas a todos¡¡ Hoy os traigo un caso que incendió Twitter no hace mucho tiempo e involucró a dos personas con cierta reputación dentro de la red social, Amaia Montero y Miguel o también conocido como @ifilosofia. Esta es la historia de cómo en cinco segundos puedes destruir la fama y reputación que tanto te ha costado conseguir.

Cuando llega la fama

Miguel, matemático de profesión y experto en blogs de citas y frases filosóficas, comenzó a escribir sus tuits inspirados en frases célebres de filósofos. Según el FIMP era la persona anónima (sin identificación concreta) con mayor número de followers en España. Consiguió reunir muchos más seguidores que otros personajes con renombre y famosos.

Llegó el momento de gloria, un libro. Viendo el éxito obtenido, Espasa decidió ofrecer a @ifilosofia recopilar 1001 frases y hacer un libro de ellas, según reza la portada para "triunfar en la vida, en el trabajo y en el amor". Qué lástima que el autor no se aplicara estas frases.

Me encanta el siguiente dicho "dime de que presumes y te diré de qué careces".


La crisis reputacional de @ifilosofia

El éxito de su cuenta no solo le abrió las puertas en el mundo literario sino que le surgió la posibilidad de ser Community Manager; exacto, esa profesión de la que tantos presumen pero que pocos saben llevar a cabo correctamente.

CM de Amaia Montero, ni más ni menos¡¡ Cual era la casualidad de que los tuits que publicaba la cantante eran sumamente parecidos a los de @ifilosofia y otras cuentas de la misma temática. Curioso y sospechoso a la par. ¿Cómo podía estar "copiando" tan descaradamente Amaia las ideas del anónimo recopilador de frases? La solución bien sencilla: era él.

El extraño caso del filosofo que no se aplicaba el cuento

El blog de los pajaritos, fue la fuente que sacó a relucir la mala práxis de CM de @ifilosofia. En poco menos de media hora recopiló tuits de la cantante y se dio cuenta rápidamente de que algo extraño sucedía. Y como buen comunicador, lo mostró en Twitter. Comienza la masacre.


Fueron muchos los que se opusieron a creer que el gran Miguel fuese el CM de Amaia, sin embargo un usuario de Twitter se sulfuró demasiado; @profesor4, que no era otro que @ifilosofia. Y que en su propia cuenta suelta cantidad de improperios que poco o nada tienen que ver con lo que predica en su otra cuenta, la "filosófica".


¿Qué pretendo mostrar con esto? Muy sencillo, el reconocimiento es algo complicado de conseguir, algo vano y efímero, que se puede disipar con extrema facilidad. @ifilosofia trabajó duro para conseguir sus followers, su fama y su reputación; pero cuando tuvo que mostrar su verdadero yo, defender su cuenta y su reputación al fin y al cabo, dejó mucho que desear y lo hizo de una forma que no se adecuaba con lo que él predicaba, la filosofía.

El ataque visceral del profesor tuvo varias consecuencias, una de ellas fue la cantidad de unfollows que recibió los días consecutivos en su cuenta @ifilosofia, y la segunda es que a partir de entonces cita a los autores de "sus frases tuiteras" (como debería haber hecho desde el principio en su cuenta).

Como conclusión este caso demuestra dos cosas: una, que todos somos personas y que podemos equivocarnos; y dos, que para predicar, primero hay que dar ejemplo.

Espero que os haya resultado interesante el post, hoy cierro con una frase que me dijo mi abuela, "cuida tus palabras antes de que salgan de tu boca, pues una vez dichas, por más que pidas disculpas, el daño ya estará hecho". Un saludo¡¡

PD-> Os dejo el post de "El blog de los pajaritos", haciendo click aquí. Recomendadísimo.

Copyleft

Copyleft

Translate

Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese Google-Translate-Spanish to Italian

BlogLovin

Follow

Nuestras RRSS

siguenos en facebook siguenos en Twitter sígueme en Instagram

About Me

google-site-verification: google28e39618e19e2d3c.html