Síguenos por email

5 jun. 2012

El carnicero de Venecia

Son muchas las historias que envuelven a Venecia en ese halo de misterio que sólo conoce la gente que la ha visitado y recorrido sus calles a la luz de la luna. En esta ocasión he decidido contaros una curiosidad que os hará ver a la ciudad de los canales con otros ojos.

He de advertir a a gente sensible que no se trata de una historia de amor, ni de príncipes ni princesas; basada en hechos reales y documentada, perdida en los siglos de historia que han pasado desde que todo ocurrió y ahora desempolvada para este blog.


El carnicero de Venecia

Cuenta la leyenda que en Venecia, hace cientos de años, existía un carnicero muy querido por los ciudadanos. Sus exquisitos productos gustaban tanto a la realeza como a la gente de a pie, aunque no todos podían permitírselos.

El nombre del carnicero es Giovanni Di Biasio y consiguió el éxito gracias a las salchichas que vendía. “Fabulosas, exquisitas y riquísimas” eran algunos de los adjetivos con los que las historias que han sobrevivido al paso del tiempo, adornan dicho producto. Después de muchos años, un comerciante quería comprobar el porqué de aquella fama y compró una de sus populares salchichas.

Cual fue el horror del mercante cuando se encontró un pedazo de dedo y uña entre la salchicha. Después de recuperarse del susto denunció a Di Biasio al ‘Consejo de los 10’, que eran los encargados de investigar los delitos de la época, actuando como la policía en la actualidad.

La justicia condenó a muerte a Di Biasio y como medida de protección contra supersticiones dio la orden de destruir todas sus propiedades. Giovanni murió y posteriormente se procedió a destruir su casa y quemar los escombros. Éstos a su vez fueron esparcidos por Venecia, dejando que fuese el viento el que alejase el mal de su ciudad.




Cuando el ‘Consejo de los 10’ visitó la casa de Di Biasio descubrieron más de 200 calaveras en su sótano. Se desconoce cuánto tiempo estuvo actuando y cuanto tiempo estuvo la gente de Venecia comiendo sin saberlo, carne humana.

Vuelvo a repetir que es una historia verídica, de hecho existe una calle en Venecia bajo el nombre del carnicero. Me gustan las leyendas que puedo recordar y ésta, sin lugar a dudas, es una de ellas.

Copyleft

Copyleft

Translate

Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese Google-Translate-Spanish to Italian

BlogLovin

Follow

Nuestras RRSS

siguenos en facebook siguenos en Twitter sígueme en Instagram

About Me

google-site-verification: google28e39618e19e2d3c.html