Recent Post

19 jun. 2017

Buenas!

¿No os pasa a veces que os apetece desayunar o merendar salado y otras dulce?
Pues si un día se te despierta ese hambre voraz por lo dulce, este es tu sitio: Cereal Hunters. Aunque actualmente han proliferado estos sitios para los amantes de los cereales, el original es este y ¡no podíamos dejar de ir! Eso sí, os vamos a dar algún que otro consejo para disfrutar de vuestra visita.


Consejos para visitar Cereal Hunters

Lo más importante es ir prontito. Nosotros fuimos a eso de las 11 de la mañana y ya había cola! El orden que siguen estos chicos para comerte tus cereales es que no se puede reservar mesa, primero pides tus cereales y luego buscas sitio. Por eso es importante ir pronto: evitas colas y encuentras dónde sentarte.


A las 12 ya había cola hasta por fuera del local, ¡una locura! Abren a las 10 así que tomadlo en cuenta para cuando vayáis.

Déjate asesorar. Yo tenía claro lo que quería: cereales de chocolate, rellenos de chocolate, pero cuando fui a pedir me recomendaron estas almohadillitas rellenas de choco y el topping de oreo y estaba delicioso!


Perritos buenos bienvenidos. Me encanta poder ir con mi bebé perruno a todos lados, él se porta genial, así que estos sitios son perfectos para no dejarles en casa y que te siempre te acompañen.

¿Qué pedimos en Cereal Hunters?

Además de los cereales que os he puesto arriba, mi chico se pidió unos circulitos de arco iris, que sabían un montón a frutas y además tenían marshmallows incorporados por lo que no hizo ni falta que se añadiera topping.

Los míos estaban buenísimos y cuando pasó un ratito, la leche hizo su efecto y comenzó a derretir las mini Oreo y la mezcla estaba deliciosa. Sin duda me quedo con los míos J pero todo es cuestión de gustos.


La leche por supuesto de colores (unos batidos la mar de ricos) y la mía sin lactosa, ¡un punto a favor!

Valoración lovelylife

Volveremos! Prontito, para evitar que haya mucha gente y además que Sugus esté a gusto J

El precio de todo ello ronda los 4€ por bowl.


Nos leemos el próximos lunes.

Hasta entonces, sed FELICES.
0

6 jun. 2017

Buenas!

Calor, piscinas y...helados! Creo que es la combinación perfecta para el completo verano, por eso hoy os traigo esta entrada :)


Hace unos fines de semana visitamos Rocambolesc, la heladería de los hermanos Roca en Madrid, que está en el Corte Inglés de Serrano 52. Si, soy intolerante a la lactosa, pero son de esas ocasiones en las que merece tomarse la pastilla para poder tomar al menos un helado.



El lugar en sí es impresionante, estilo Willy Wonka: con mesas y sillas simulando piezas de engranaje, todo de colores pastel y he de decir que, aunque fuimos un día soleado, no era un sitio muy luminoso (si vais con pensamiento de retratar vuestro paso, hay una terraza estupenda donde poder inmortalizar el momento, porque lo merece...).

¿Qué pedimos el Rocambolesc?

En esta ocasión, fuimos con amigos, por lo que pedimos helados de todos los colores y sabores: de frambuesa, de chocolate, panets (que son unos brioches rellenos de helado con toppings y sellados en una especie de plancha) y por supuesto mi helado de violetas y coco. ¡Brutal!

Podéis elegir el sabor de vuestro helado y también hasta 3 toppings diferentes, de los que veis a continuación.


Supongo que estaréis pensando que al ser la heladería de los hermanos Roca, te cobrarán por un helado bastante, y para nada. La tarrina de helado pequeño cuesta 3,50€ aproximadamente y el panet 4,75€, en cualquier puestecito de la playa o típica yogurtería de Madrid te van a pedir lo mismo, pero el sabor es completamente diferente.


El helado de chocolate era cremoso y con un intenso sabor a su materia prima pero muy suave en boca. El helado de frambuesas combinaba lo ácido con lo dulce de las frutas, ¡perfecto para verano! Y el mío: el helado de violetas y coco era sencillamente perfecto, con un perfecto equilibrio de los caramelitos de violetas y el coco, elegí varios toppings: una nube de violetas que estaba deliciosa, rocas de miel, que le daban el toque dulce y bizcocho de chocolate. ¡Recomendadísimo!


Os dejo aquí abajo la dirección del sitio para que lo visitéis y me contéis qué tal la experiencia. Nosotros nos leemos el próximo lunes :)


Hasta entonces, SED FELICES.
PD: Si os gusta la pizza casera, con bien de ingredientes y queso kilométrico os dejo aquí el post anterior :) enjoy it!
0

30 may. 2017

Buenas!


Si sois amantes de la pizza, como si no, os prometo que este post os hará la boca agua! Picsa es una pizzería argentina en Madrid. ¿Argentina? Pues sí y además os tengo que confesar que es de las mejores pizzas que he probado nunca; he de deciros que es la segunda en mi ranking, la primera la tomé en Venecia hace ya como 10 años, en un puestecito pequeño que a saber dónde queda!



Así que por accesibilidad, diré que Picsa está en el TOP de las pizzas en Madrid ;)

¿Cómo son las pizzas de Picsa?

Pues sinceramente, como a mi me gustan: una masa gordita y esponjosa, un queso kilométrico y una pizza cargadita de ingredientes.

Y ya el plus de todo esto es que la calidad de los ingredientes es superior: el jamón cocido lo hacen ellos en su horno de leña, el queso (en vez de mozzarella) utilizan dos variedades gallegas y la masa la elaboran con tres harinas diferentes y la dejan reposar 24 horas. ¡Pizza gordita lista!

¿Qué comimos en Picsa?

Para empezar comenzamos con unos entrantes: mortadela trufada (5€) y escabeche de berenjenas en aceite de oliva (5€). De estos sin duda me quedo con la mortadela, que estaba suave pero con un sabor intenso a trufa: deliciosa. La berenjena si la escogéis que sea mejor por el día, ya que el escabeche por la noche puede ser un poco fuerte.



¡Y pasamos a las pizzas!

Os dejo varias fotos de las pizzas que probamos y por supuesto el TOP3!

La primera de ellas para mi fue la mejor, la Calabresa: con tomate, queso Picsa, chorizo picante, provolone, piparras en vinagre, perejil y aceituna negra. La combinación es brutal, un intenso sabor, ligero picante y de vuelta al queso perfecto en una pizza: el que tiras y tiras!



La segunda que probamos es la de Butifarra negra: con cebolla roja, eneldo, aceituna negra y butifarra. Jamás pensé que la butifarra pudiera quedar tan bien en una picsa, genial toque de eneldo. Sin duda espectacular.

La combinación que más le gustó a Marcos fue la de queso y espinacas: una pizza muy cremosa, ligera y con una mezcla de quesos muy cuidada.



Para que veáis cómo vienen de cargaditas las pizzas os dejo la siguiente foto :)


El precio de cada pizza ronda los 20€ y da para 8 porciones bien generosas. Yo os puedo decir que con 3 porciones ya estaba más que llena. Os dejo aquí su página web y también un mapita para que les fichéis!


Nosotros nos leemos el lunes que viene, hasta entonces SED FELICES!
0

22 may. 2017

Buenas!

¿Os imagináis mezclar hamburguesas y whiskey? ¿Casan bien? ¿Son una buena mezcla? Esas preguntas y más me asaltaron cuando fui a visitar a los chicos de Open Burger en Madrid, ya que hacían una cata de burgers y maridadas con cócteles en los que el Bourbon Bulleit estaba presente. ¡Quedaos a leer!

Imagen de Open Burger

Lo primero que vemos nada más entrar al local es una mezcla de ambientes, grafitties súper elaborados en las paredes, mesitas de madera...y es que permiten a nuevos artistas decorar parte de sus paredes con arte, con el fin de que sea un ambiente vivo. ¡Tenía mucho estilo!


Y ahora pasemos a lo bueno...a la comida!

Comenzamos probando una mini-burger de ternera con cebolla caramelizada y un toque de queso súper rico. El Bourbon que eligieron para maridar la comida es Bulleit, nunca lo había probado y he de decir que, aunque si voy a cenar me pido una copita de vino blanco, este whiskey no me resultó tan fuerte como otros. Casa bien con la comida y eso es lo más importante en estos casos.




La siguiente burger fue vegetariana, con una especie de falafel en su interior, hecha de habas y espinacas con pan de tomate y orégano. Estaba deliciosa, os reconozco que no soy nada de verduras y esta me encantó, de hecho fue la más rica de todas! Sin duda la que más os recomiendo. Las verduras muy sabrosas y el pan tierno sin que se deshiciera, lo acompañaron de un jalapeño no muy picante, apto para estómagos normales ;)



Este cóctel era de remolacha fresca triturada, jengibre licuado, zanahoria y Bulleit. ¡Nada mal!
Y la última mini-burger con base de ternera, cama de champiñones y una croqueta de cabrales.
 ¿Puede parecer raro que metan una croqueta? Pues si, pero creedme que la mezcla es explosiva, muy rica!

Lo acompañaron del único cóctel que me hizo torcer un poco la nariz, era del mismo Bourbon, tenía tequila y un toque a guacamole, y es algo que no me gustó mucho...pero es que a mi el guacamole...no me conquista nada. Así que por ponerle una pega, sería ese último cóctel.

Opinión lovelylife

Lo que más me gustó del sitio es que pudieras combinar tus hamburguesas, es decir, que te las hacías con los ingredientes que querías. ¿Que no te gusta el queso de cabrales? Pues lo acompañas de un jalapeño o de patatas rueda, que puedes poner incluso dentro de la burger. Y por supuesto la más rica...la vegetariana. ¡Volveré para tomarme otra sin duda!

Os dejo aquí su página web para que le echéis un ojito, y por supuesto la localización, que Madrid es muy grande y hay sitios que es mejor tener bien fichados ;)



Nos leemos el próximo lunes, hasta entonces...SED FELICES!

0

8 may. 2017

Buenas!

Andar por Madrid, perderme en sus calles…es uno de mis momentos favoritos y si en uno de esos trayectos hayas sitios como este, es para morir de amor.

Se llama Bolero, es un lugar muy pequeñito, con varias mesas altas en su interior y tres mesitas fuera (cuando hace buen tiempo) en la Calle de las Conchas, entre Callao y Ópera. Suele estar muy concurrido, nosotros tuvimos suerte y pudimos sentarnos a disfrutar de estos deliciosos bocadillos.



¿Qué pedir?

Como veis en la carta, los reyes son los bocadillos de albóndigas, muy inspirados en Friends, hay 4 diferentes y tras varias lecturas de blogs foodies, me decanté por las archirecomendadas: albóndigas de la abuela, de ternera, ajo y perejil en salsa de tomate y verduras asadas. Son las más tradicionales, pero su sabor es impresionante.



Mi chico eligió las albóndigas parm & chick, de pollo al parmesano en salsa de champiñones, de un sabor más suave y ligero, para mi gusto le faltaba el punch que te animase a dar un nuevo bocado.


Ambos bocadillos los puedes elegir en S o XL, el precio varía poco 7 y 8.50€ respectivamente, así que burro grande ande o no ande. ¡Y menudo acierto! Los bocadillos los acompañan de patatas, súper bien cocinadas, son gajos grandes y tenía pánico a que (como sucede en muchos sitios) al ser así se dorase por fuera y estuviera dura por dentro, pero no. Era una mezcla de crujiente y blanditas, ¡de 10!


Nos quedamos con ganas de probar algún postre, hay oreo brownie con helado, cookies y cookwich, pero con el bocadillo, las patatas y la bebida, nos quedamos genial.

Valoración lovelylife


Volveré sin duda. Me resultó un gran descubrimiento en el centro de Madrid, donde comer dos personas por menos de 20€, quedarte muy bien y además acertar porque las albóndigas de la abuela os prometo que estaban de muerte.

Dos bocadillos XL 8,5€ each
Dos cervezas 1,40€ each

Os dejo aquí su página web y además la localización. Espero que os haya gustado el post y que os hayan dado ganas de visitar a las chicas de Bolero Meatballs, además súper simpáticas.

Nosotros nos leemos en el siguiente post, el lunes que viene. Hasta entonces, sed felices!

0

26 abr. 2017

Buenas,

Muchas veces necesitas un poco de tiempo para valorar lo que realmente ha sido algo asombroso, ¿no os ha pasado nunca? Por mi cumpleaños, el señor Nonovi me sorprendió con un viaje a Barcelona y una cena en ABaC, el restaurante de Jordi Cruz.


Para mí supuso un antes y un después gastronómicamente hablando. De hecho Jordi Cruz, en Masterchef, no me caía nada bien, pero señores…este hombre hace arte con la comida y cambió mi perspectiva 180 grados.

En este post contaré un poco nuestra experiencia y los mitos y realidades de comer/cenar en un restaurante con estrellas Michelín: “seguro que te quedas con hambre”, “pero si son platos muy pequeños”, “es muy caro para lo que dan”, “¿merece la pena?” Quedaos y os lo cuento.

Cómo es cenar en el ABac

El ambiente es muy refinado, estamos en un restaurante dos estrellas Michelín, pero te sientes a gusto, no estás incómodo como en un sitio en el que no encajas, todo lo contrario.


Nada más entrar nos pedimos unas copas de vino blanco, un Caraballas espectacular y esperamos un poquito en el hall, ya que habíamos llegado con unos minutos de antelación. El trato fue exquisito.

Nosotros elegimos el Menú ABaC de 140€, que estaba compuesto de 11 platos y fue un auténtico espectáculo para todos los sentidos, os dejo justo aquí el actual. Ese día decidí no hacer fotos de cada plato, decidí que era una experiencia única y que debía disfrutarla al máximo y así lo hice (hasta los postres porque fueron espectaculares).


Resolviendo dudas, ¿te quedas con hambre?

No, de hecho puedo decir que llegué a los postres y no podía más, pero estaban tan ricos que era pecado no comerlo. Las cantidades de los platos son pequeñas, pero justas para saborear, degustar y disfrutar. Recuerdo el plato de “pan chino con anguila asada” con un sabor extraordinario ahumado, nos rayaron el wasabi directamente de la raíz frente nosotros para -siguiendo unas pautas de cómo se come cada plato- poder degustarlo en conjunto.


¿Es caro?

Sí, lo es. Cuesta 140 por persona, si a ello le sumas el vino, que nosotros tomamos un Zuccardi, Serie A y un Caraballas, pues en total pagamos un poco más de 300€. Pero calcula cuánto te sale comer mediocremente en el Foster, Vips, etc (por ejemplo), 3 veces y tendrás el resultado de cenar en un restaurante con estrella Michelín.


¿Merece la pena?

Dependerá siempre de tus gustos, pero al menos una vez en la vida has de probarlo. Es un espectáculo, la forma escalonada en la que traen los platos. Nos trajeron un pescado que se hizo delante nuestra (en un recipiente de cristal con fondo de sal y tan solo prendiendo un cuenco que había debajo) en el tiempo que comíamos otro plato., estaba perfectamente cocinado, fue asombroso. Toda esa innovación, la calidad de los productos, el ambiente, la situación, etc…se paga.

Tras la cena nos acompañaron a la terraza, nos sentamos a disfrutar de la noche con unas mantitas, ya que hacía un poco de frío; momento justo en el que nos sorprendieron con unos pequeños dulces: un sorbete en forma de pintalabios de fresa, bombones que no eran bombones, macarons trampantojos...fue sencillamente genial.


Si me preguntas si repetiría, si, seguro. Este año espero visitar otro restaurante así y es que comer para mí es un placer; y cuando hay tanta calidad y ese toque especial de cada cocinero… 

Espero que os haya gustado el post.
Nos leemos el próximo lunes, hasta entonces SED FELICES.

0

Copyleft

Copyleft

Translate

Google-Translate-Chinese Google-Translate-Spanish to French Google-Translate-Spanish to German Google-Translate-Spanish to Japanese Google-Translate-Spanish to English Google-Translate-Spanish to Russian Google-Translate-Spanish to Portuguese Google-Translate-Spanish to Italian

BlogLovin

Follow

Nuestras RRSS

siguenos en facebook siguenos en Twitter sígueme en Instagram

About Me

google-site-verification: google28e39618e19e2d3c.html